Hay que ser absolutamente moderno

Nos volveremos invisibles, nos esconderemos

with 5 comments

Ayer fui a comprar una revista a un quiosco con una amiga y descubrí que hace lo mismo que yo: nunca coge la que está encima o delante de todo, sino la tercera o la cuarta. Le pregunté, y me dijo que hacía lo mismo en el supermercado.

Hay personas que cuando van a casa de otra persona investigan los champús, desodorantes, perfumes, etc., que tiene en el cuarto de baño para intentar conocerla un poco mejor. Y hay otras personas que investigan los libros, cedés, deuvedés, etc., que tiene en las estanterías de su habitación.

Hace un par de meses me sucedió una cosa que, por sorprendente y bizarra (permítaseme el anglicismo), creo que no olvidaré jamás en mi vida. La historia es que fui a un determinado sitio (al que no había ido nunca), en el que, casualmente, también estaba una persona a la que conozco muy bien. Cuando digo muy bien, digo eso, muy bien. En un determinado momento, nos cruzamos: yo iba andando en un sentido y él venía andando en el otro, justo enfrente. Cuando llegamos a la misma altura, yo me quedé mirándole a la cara durante unos segundos, tal vez tres o cuatro, quizás incluso me detuve un instante, pero no le reconocí. Él pensó, por evidente, que en realidad sí le había visto, pero que, por alguna razón, no quería saludarle o hablarle, o que simplemente no quería que supiera que yo estaba allí, así que cada uno siguió su camino. Cuando, al día siguiente, le comenté que había estado en aquel lugar, la única respuesta (pregunta, en realidad) que obtuve fue “¿Me estás hablando en serio?”, y enseguida cambió de conversación.

Tardé varios días en enterarme de que era él.

Y tuve miedo.

Anuncios

Written by juan*

Jueves, 24 enero 2008, 11:27 am a 11:27 am

Publicado en General

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Joder Juan, no se si soy yo, pero esto suena a encontronazo en…
    bueno mejor te lo digo en persona.

    alvaro

    Jueves, 24 enero 2008, 12:47 pm at 12:47 pm

  2. Bueno, primero saludarte por tu nuevo blog, espero que dure tanto o más que el anterior, y que el ritmo de entradas no disminuya tanto 🙂
    Segundo, yo también hago lo mismo con las revistas, pero no sólo eso, si no que todo lo que en general esté a la venta en montones siempre cojo el de un poco más atrás o el de abajo. No sé por qué…
    Y último, qué despistado!!
    Saludos.

    miultimodia

    Jueves, 24 enero 2008, 2:01 pm at 2:01 pm

  3. Mmmm… si eso de las revistas/ periódicos lo hago yo también.
    Que paranoias, no?.
    Lo de cotillear las estanterías de las casas y ver la música que escucha la gente me ha recordado una escena de “Alta fidelidad” directamente.
    A seguir disfrutando!.

    marietta

    Jueves, 24 enero 2008, 6:51 pm at 6:51 pm

  4. Hombre, la de arriba o adelante suele estar más (o algo, por poco que sea) sobada, ¿no?

    Lo otro son las drogas.

    Telecine

    Jueves, 24 enero 2008, 10:55 pm at 10:55 pm

  5. No son las drogas. Son los padres.

    juan*

    Viernes, 25 enero 2008, 2:28 am at 2:28 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: